Skip to content Skip to footer

Información y tipos de Remaches

Remaches con clavo (DIN 7337)

¿Cómo poner un remache?

Para remachar un remache, lo primero que debes hacer es elegir el tipo de remache adecuado para el trabajo. El remache normal de aluminio con clavo es el más comúnmente utilizado por su amplia variedad de aplicaciones. Pero los remaches ciegos están disponibles en una variedad de tamaños y materiales, por lo que debes asegurarte de que el remache seleccionado sea el correcto para el espesor a remachar, y resistente para la tarea que quieres realizar.

A continuación, debes perforar un agujero en la pieza que deseas unir. Si bien los remaches tienden a expandirse, el taladro recomendado es de dos décimas superior al diámetro del mismo. Con taladros demasiado grandes puede surgir el problema de que aparezcan rebabas tras el remachado.

Inserta el remache en la herramienta de remachado. Las remachadoras con retención del remache están diseñadas para sostener el remache mientras lo colocas en el agujero. 

También puedes puedes insertar primero el remache en el taladro, y luego introducirlo en la remachadora pero tendrás que tener cuidado de no forzar el clavo y de mantener la remachadora perpendicular, ya que si el clavo se dobla ligeramente puede obstruir la remachadora.

Las remachadoras tienen varias boquillas según el diámetro del remache, y hay que asegurarse de usar la correcta. Usar una boquilla demasiado grande en una remachadora puede provocar rebabas en el remachado.

Aprieta la herramienta de remachado para que el remache se expanda hasta que el clavo se quiebre. El extremo ciego del remache se expande y se bloquea dentro del agujero, creando un punto de unión sólido y permanente. Los remaches están preparados con un punto de rotura, de tal forma que si el remache elegido es el adecuado al espesor y el taladro está ajustado, el remachado será rápido y sin esfuerzo.

Una vez que el remache se haya soltado, retira la herramienta de remachado. Deberías tener una conexión sólida y permanente entre las dos piezas.

Si la herramienta de remachado tiene una función de aspirado, la punta sobrante ira a un recogedor, de otra forma inclina la remachadora para que suelte la punta. Usa guantes pues las aristas pueden provocar cortes.

Y ahí lo tienes, esos son los pasos básicos para remachar un remache ciego. Recuerda siempre seguir las instrucciones del fabricante de la herramienta de remachado y utilizar equipo de protección personal para garantizar tu seguridad mientras realizas este proceso.

Tipos de Remache con clavo

Normal o de ala alomada 

El remache normal es un remache ciego de ala alomada. El remache ciego se compone de un remache insertado en un clavo. El clavo es utilizado durante el remachado para realizar una tracción sobre el remache y que este fije las piezas a remachar, y luego es desechado. Este tipo de remache se puede fabricar en una amplia variedad de materiales, incluyendo aluminio, acero zincado, cobre y acero inoxidable. Y en distintos diámetros y longitudes, soportando un amplio rango en los tamaños de las piezas a unir y en las resistencias que pueden aguantar.

Ala Avellanada

Un remache de ala avellanada es un tipo de remache ciego que en lugar de tener un ala alomada, cuenta con una cabeza cónica y plana. Esto permite que la parte vista del remache proporcione un acabado plano y uniforme, evitando que sobresalga el remache y dejando la superficie lisa y sin resaltes. Este tipo de remache es ideal para fijar materiales que requieren una presentación elegante como paneles de carrocería, estructuras metálicas y piezas de maquinaria.

Ala Ancha

Un remache ciego de ala ancha es similar a un remache ciego convencional, pero se caracteriza por tener alas más amplias en el extremo que se expande. Esto proporciona una mayor área de sujeción y una distribución uniforme de la fuerza de sujeción en la pieza de trabajo. La mayor superficie de contacto del remache ciego de ala ancha reduce el riesgo de deformación o daño en la pieza de trabajo, y también proporciona una mayor resistencia a la tracción y al corte.

Este tipo de remache ciego es especialmente útil en aplicaciones en las que se utilizan materiales blandos o frágiles, ya que reduce el riesgo de dañar la superficie del material de trabajo.

Florado

Los remaches florados se fabrican en aluminio con vástago de acero. El remache florado se abre en 4 patas que realizan una sujeción similar al grapado. Se usan con materiales blandos (placas de yeso, plastico, …) o irregulares, sobretodo si la contracabeza queda escondida, ya que su peculiar remachado hace que la cabecilla se divida en varias hojas minorando la presión que reciben los materiales, pero manteniendo la firmeza de la fijación.

Ala Ancha Florado

El remache ala ancha florado combina las ventajas del remache ala ancha y florado, y es muy usado donde ambos materiales a remachar son blandos o con taladros muy ámplios, p.ej. para la fijación de matrículas en vehículos.

Estanco ala alomada

Los remaches estancos son una solución efectiva para sellar juntas y asegurar la estanqueidad a través del remache en aplicaciones que requieren protección contra el agua, el polvo y otros elementos externos. Estos remaches se componen de una cabeza ciega y una parte central que se expande al ser instalado, lo que permite sellar la junta y evitar la entrada de líquidos o partículas sólidas. Los remaches estancos son utilizados en la industria de la construcción, automotriz, naval y en cualquier aplicación que requiera una unión segura y a prueba de fugas. Además, son fáciles de instalar y no requieren herramientas especializadas para su aplicación.

Estanco ala avellanada

Los remaches estancos con ala avellanada ofrecen una doble ventaja. Por un lado su ala avellanada es interesante en aplicaciones que requieren un acabado estético elegante y plano, ya que su diseño permite que el remache se ajuste perfectamente en la superficie del material, y quede embutido una vez remachado. Por otro, su capacidad de sellado proporciona una protección efectiva contra la entrada de líquidos y partículas sólidas. Esto significa que los remaches estancos con ala avellanada no sobresalen del material y proporcionan un acabado liso y uniforme por su cara vista, y por su cara oculta tienen el fondo cerrado lo que otorga una protección contra filtraciones.. Esta característica los convierte en una opción apreciada en aplicaciones donde el acabado estético es importante, especialmente en la industria naval. 

Estanco Ala Ancha

Los remaches estancos con ala ancha tienen todas las ventajas del remache estanco, en cuanto a capacidad de evitar filtraciones donde la estanqueidad es crítica. Pero además tener un ala mayor evita que al ser remachados se incrusten, cuando la superficie en la que apoya la cabeza o ala del remache es blanda (madera, fibra de vidrio,…) y no deterioren el material sobre el que son remachados.

Elaxgrip

Un remache ciego de tipo elaxgrip es un tipo de remache que tiene una elasticidad variable para adaptarse a diferentes espesores de materiales. Esto significa que se puede utilizar para remachar una amplia gama de espesores de material sin tener que usar diferentes tamaños de remache. El remache ciego multigrip tiene un cuerpo hendido que se adapta a diferentes espesores de material, lo que lo hace ideal para su uso en aplicaciones en las que se necesita una mayor flexibilidad. Además, se recomienda en aplicaciones con mucha vibración, o en los que se desee rellenar el taladro dada su mayor expansión al ser remachado. 

Trébol

Los remaches trébol son una fijación popular en la industria automotriz y de la construcción debido a su diseño de tres pétalos que permite una distribución uniforme de la carga en la unión. Lo que los hace aún más atractivos es que están hechos completamente de aluminio, lo que evita la fractura de materiales blandos como plásticos, textiles, fibra de vidrio o láminas finas de metal.

Lacados

Las ventajas de un remache lacado son principalmente estéticas y de protección. Al estar recubierto con una capa de pintura, el remache presenta una superficie uniforme y atractiva, que puede ser del mismo color que el material en el que se va a remachar, lo que aporta un acabado más profesional y elegante.

Además, la capa de lacado proporciona protección contra la corrosión, prolongando la vida útil del remache y del material en el que se encuentra. El lacado también puede proporcionar una mayor resistencia al desgaste y a la abrasión, lo que es especialmente útil en aplicaciones en las que se espera un alto nivel de uso o contacto con elementos externos.

Se pueden lacar todos los remaches de tipo:

  • Normal ala alomada
  • Ala avellanada
  • Ala ancha
  • Florados
  • Ala ancha florados
  • Estancos en todas sus versiones
  • Elaxgrip
  • Trébol

Acanalado

Los remaches acanalados se utilizan comúnmente en la industria de la construcción y de la fabricación de paneles. Estos remaches se caracterizan por tener ranuras en su cuerpo, que permiten una mayor capacidad de agarre y una distribución uniforme de la carga en la unión. Los remaches acanalados son fáciles de instalar y pueden ser utilizados en una amplia variedad de materiales, incluyendo madera, ladrillo, plástico, aluminio y materiales compuestos. 

Con terminales de latón

Un remache ciego de cobre con terminales de latón es un tipo de remache que se utiliza principalmente en aplicaciones eléctricas y electrónicas. Está compuesto por una parte ciega de cobre y una parte terminal de latón, que se encajan entre sí para fijar dos piezas de manera permanente. Las ventajas de este tipo de remache son su alta conductividad eléctrica y su resistencia a la corrosión y a la oxidación.

Estructural

Los remaches estructurales son un tipo de fijación que se utiliza en aplicaciones de alta exigencia en cuanto a las resistencias requeridas, como en la industria de automoción, ferroviaria, aeroespacial o la construcción de puentes y edificios. Estos remaches son capaces de soportar cargas significativas y proporcionar una unión duradera y segura. Su diseño permite una distribución uniforme de la carga en la unión, minimizando el riesgo de fatiga o deformación. 

Estructural con ala avellanada

Un remache estructural con ala avellanada es un tipo de remache que se utiliza en aplicaciones en las que se requiere una alta resistencia y un acabado estético y plano. Así, a la vez que puede soportar grandes tensiones al cizallamiento, debido a que el vástago queda retenido en el interior del remache, deja una superficie lisa y sin resaltes.

Estructural ArdLock 

El remache estructural Ardlock se caracteriza por su alta resistencia a la tracción y su capacidad para soportar cargas dinámicas y estáticas. Además, cuenta con un diseño único que permite que la cabeza quede retenida en el cuerpo del remache, evitando ruidos y dando una consistencia maciza al remache. Este tipo de remache es especialmente útil en aplicaciones de construcción, automotrices, aeroespaciales y navales. 

Estructural Uninox 

Un remache estructural de tipo Uninox es un remache ciego diseñado para proporcionar una alta resistencia y durabilidad en aplicaciones estructurales. Está fabricado en acero inoxidable de calidad A2, y se utiliza en aplicaciones que requieren una fijación permanente y segura. Una de sus características principales es que su cabeza queda retenida en forma de bulbo, lo que evita ruidos y proporciona una consistencia maciza al remache.


¡Cerrado por vacaciones!
La tienda estará cerrada del 25 al 30 de marzo. Los pedidos realizados entre esas fechas se procesarán a la vuelta.
close-link